• Registro

¿El homo centenarius será sostenible?

La mitad de los niños italianos que tienen hoy 10 años vivirá hasta los 104. Y los italianos tampoco son
los más longevos: se estima que la mitad de los coetáneos japoneses vivirá hasta los 107 (Lynda
Gratton y Andrew Scott, The 100 – Year Life, 2016). No es un caso si hablamos de homos centenarius,
evolución del homo sapiens, que se caracteriza por tener una longevidad sin precedentes. Buenas
noticias, así parece. Sin embargo, el aumento de la expectativa de vida provoca sentimientos
contrastantes en muchas personas. La longevidad nos gusta cuando se trata de nosotros mismos, de
las personas queridas, pero nos asusta a nivel de sociedad. Nos preguntamos quién podría ocuparse
de todas estas personas ancianas, quien pagaría sus pensiones y sus gastos sanitarios.

Bajo estas preocupaciones se esconde una teoría: los jubilados se consideran como categoría que
consuma los recursos de la sociedad sin producir nada, quitándoles a los otros grupos de edad. Esta
visión es contraproducente: la idea que tenemos de “ancianidad” ya no corresponde a la realidad,
porque se produjeron cambios importantes en los estilos y en las expectativas de vida. Y si no
hacemos nada para cambiar esta visión, condicionará negativamente a los mayores de 60. Este tipo de
profecías negativas tienen la antipática capacidad de auto-cumplirse.