• Registro

La nueva edad y la edad liquida

La “edad” perdió gran parte de su valor predictivo y prescriptivo, o sea sirve cada vez menos a prever y
establecer los estándares de comportamiento. Una mujer de 60 años hoy en dia puede vivir según los
estándares de una mujer de 40 o de 70 o ambos. Tenemos muchas identidades diferentes (somos
trabajadores, padres, deportivos, creativos, etc.) y podemos “tener edades diferentes” dependiendo de
la identidad que vivimos en cada momento (trabajo, familia, amigos, aficiones…)
Desde el momento en que se derritió, la edad “se fue un poco”. Pero ya no nos da órdenes y estamos
libres de vivirla como nos gusta. La nueva edad es una manera de hacerse viejos con un significado
diferente del pasado. En la nueva edad, hay muchas posibilidades más.