• Registro

La vida al revés

Nuestras vidas ya no siguen una secuencia rígida, en la que en la primera fase se estudia, en la
segunda se trabaja y en la tercera se descansa. En la tercera edad se pueden hacer también
actividades que hasta ahora se hacían durante las otras fases. Por fin, la vida se quitó la camisa de
fuerza.

¿Quién dice que es mejor dar un pasecito?

¿Quién dice que hay actividades para jóvenes y otras para viejos?